SOLAR

SOLAR. Acción Cultural Sociedad – Lugar – Arte es un proyecto destinado a la investigación, la creación y la producción artística contemporánea, que utiliza el territorio y el espacio cotidiano como el lugar natural para la transmisión del lenguaje simbólico y la experimentación en términos de análisis del presente. En el contexto actual –de desproporción y de tiempo convulso– la opción ineludible es colocar todo el cuerpo, también el político, cuestionarse, pensar, envalentonarse, ser parte y, sobre todo, dudar. Esta voluntad de ponerse en el aprieto de dudar recorre todas las líneas de acción de Solar como un estado de fragilidad, entendida como una variable de investigación, pero también de cuidado, que se refiere a coordenadas como el tiempo, el lugar, las personas, el trabajo, y la creación y el pensamiento artístico de la contemporaneidad.

Solar. Acción Cultural comenzó en un solar y sigue utilizándolo como parte de su programación anual y continuada desde el año 2013. Un solar es un espacio residual, es menos que nada, no hay nada, no hay techo, no hay electricidad, ni agua corriente, no hay silencio ni blanco. Y no es el campo. Es el residuo de la ciudad, lo que queda en medio del urbanismo –o urbanismos– normalizado. En un solar no existen normas de comportamiento, solo espacio por el que desviarse, es decir, un resquicio para el pensamiento crítico.