Selección de proyectos Residencias Solar 2019

El pasado 6 de febrero de 2019 tuvo lugar la selección de los proyectos para el Programa de Residencias Artísticas y de Investigación en Humanidades divididas en los programas  Materia apoyado por TEA Tenerife Espacio de las Artes  y  La Habitación apoyado por Manuel Castañeda, socio de Solar. Acción Cultural. Con un jurado  compuesto por Marta Ramos Izquierdo, José Díaz Cuyás, Juan Gopar y el equipo de gestión de Solar. Acción Cultural, los resultados han sido estos:

 

Residencia artística Materia en tándem: Blanca Regina y Atilio Doreste con la propuesta R_i ruderal_intersticial.

R_i  es una propuesta para residencia artística que atiende a la vegetación espontánea que rompe en aquellos lugares intersticiales de la agricultura abandonada, especialmente de costa. Y a la brecha entre estos intersticios, que es donde se aloja un sustrato acumulado en muros de hormigón y hierro. Han sido afectados y desgastados, desdibujándose ciertos límites de propiedad y parcela gracias a la acción natural de los elementos que los “tallan” (lluvias y aires del mar oxidante y salino). Es así que sus restos se han convertido en auténticas esculturas, y el tránsito se ha hecho más permeable al traspaso e invasión libre del caminante entre tales arquitecturas desechas.

Las propuestas de Blanca se centran en la investigación y trabajo con trayectoria internacional. Figura en torno a los temas de creación audiovisual y multimedia, videoarte, arte digital, cine “expandido” y cine “en directo”, así como la educación. En cuanto a las propuestas de Atilio Doreste, la actividad suele estar basada en la metodología de la deriva artística, y los procesos de generación de obra suelen tener recorridos largos hasta la consecución de las piezas que, actualmente, pueden describirse como plástico-sonoras dentro de una atención al paisaje y la experiencia, el no-lugar, intersticios y extrarradios en el andar y el resonar. Hemos propuesto R-i como una atención a la naturaleza resiliente, agreste, y olvidada, que tan importante es en el territorio con necesidades de activación patrimonial. Son temas en los que ciertos autores pueden identificar su difícil, y a veces poco reconocida, aportación creativa en lo colectivo, lo social, e institucional.

 

Residencia de investigación en humanidades Materia: Larisa Pérez Flores con la propuesta Yo soy de la isla. Más allá del trópico y del desierto.

Nací en una isla, y aunque me educaron para mirarla desde fuera, es imposible extirpar la experiencia fundamental de que lo tuyo es lo tuyo y no “lo otro”, y mucho menos “lo desierto”. En mi trabajo intento partir de las islas sobrepasando mitos antiguos, utopías políticas y otros tópicos legitimadores. También intento hacerlo sobrepasando visiones líquidas, desencarnadas, asépticas. La idea de “isla desierta” o de “isla tropical” recrean una lectura continental.  ¿Se puede ir más allá de ambas? Yo creo que sí, creo que se puede hablar de una isla sub-tropical o semidesértica, y que este archipiélago es una buena oportunidad para imaginar relatos pos-continentales.

Ahora bien, ¿en qué se traduce esto para la institución museo? Aún no lo sé, y no sé si podré saberlo. Concibo esta residencia para acercarme a la cuestión. No sé qué consecuencias tendría aplicar la hipótesis de que se puede reconstruir más allá de los relatos continentales a una institución que lleva inscrita en el pórtico la palabra “HEGEMONÍA”, si estamos hablando de una restitución descolonial o de su definitiva defunción.

Mis interesen giran en torno a las islas, los cuerpos y los desplazamientos. Estos intereses parten de mi propio cuerpo y desembocan en puertos de gran peso filosófico, puertos donde reina la impureza. Mi trabajo es una travesía poco ortodoxa por archipiélagos irregulares y océanos profundos, una travesía que no nace de una premisa analítica sino de viajes y naufragios personales. Parto de cosas poco importantes, de islas pequeñas y cuerpos anónimos, más o menos oscuros, más o menos humanos. Mi intención, pese a las grandes palabras que me pueblan, tales como “Archipiélagos”, “Colonialismo”, “Raza”, “Sexo”, “Diáspora” o “Conocimiento”, es hablar de cosas concretas todo el tiempo. No de islas paradisiacas ni de islas desiertas, sino de espacios tangibles, expoliados, hiperpoblados. Investigo porque arde, me mueven el dolor y la esperanza.

 

Residencia La Habitación: Esther Elena Pimienta Alfonso con la propuesta Breve ideario de “lo natural”.

Hablar de la cualidad «natural» o de «naturaleza» es referirme a un concepto o pensamiento ideológico, construido a partir del vínculo existente entre el entorno que rodea la civilización y la propia población. Tal relación ha ido transformándose simultáneamente a la interacción y percepción de la humanidad respecto a los bosques, las montañas, los desiertos. A día de hoy, el concepto de «naturaleza» se ha idealizado de forma generalizada y es aceptado socialmente en torno a un arquetipo ideal que propone una noción de «lo natural» como un lugar inalterado que funciona de manera independiente, al margen de la humanidad. Es decir, como un espacio pre homo, que deriva hacia unas características de una etapa histórica que no se corresponde con la actual. A su vez, «lo natural», parece ofrecer un espacio lúdico: un espectáculo visual y sensitivo que posibilita experiencias elevadas con dos cualidades expectantes, la belleza y lo sublime. Breve ideario de «lo natural» se presenta como un espacio de creación y reflexión sobre la idea expuesta de «naturaleza». En él, se gestará una propuesta visual basada en la investigación teórica y el trabajo de campo – recorridos físicos y recolección de material sobre el Barranco de Santos, la Montaña de los Campitos o la costa santacrucera. Además, se llevará a cabo un breve ciclo de conferencias, con la colaboración de varios profesionales interesados en el concepto, que complementará el planteamiento expuesto. Para concluir, se propone un paseo colectivo por uno de los lugares transitados durante la residencia – dirigido a creadores/as de toda condición interesados/as en las ideas expuestas sobre «naturaleza»-.

Tomar consciencia de las actuales problemáticas socioambientales a nivel local y planetario, me lleva a contextualizar mis proyectos en relación al territorio. Durante su desarrollo indago en parajes socialmente aceptados como «naturales», rondándolos con el objetivo de comprender lo que se cita como «naturaleza», a través de la experiencia y la relación que se genera entre cuerpo y entorno. A partir de aquí, desarrollo una estructura de trabajo relacionada con la manera de proceder de dos figuras decimonónicas: la del naturalista y la del detective -ambos roles determinados por el contexto histórico y la forma en la que sus identidades y procedimientos han llegado hasta nosotros. También, la práctica artística del flanêur de Baudelaire y de los situacionistas toman importancia durante los procesos creativos. Andar, caminar, recorrer, me permite acceder de una manera pormenorizada a la estructura de estos espacios «naturales». De este modo, pretendo poner en diálogo mi trabajo con las tendencias artísticas contemporáneas, que en mi caso constituyen un espacio multidisciplinar capaz de favorecer la iteración de variadas formas de actuación.

Estamos muy agradecidas por todas las personas que han presentado su proyecto pensando en Solar. Ojalá muchas más tuvieran cabida.