Un solar para pensar

Este solar es un lugar donde pararse, donde cambiar la posición corporal y dejarse invadir por la extrañeza de un espacio que se brinda a la ciudadanía.

PENSAR es un acto de resistencia, una ACCIÓN y una parada de TIEMPO en el camino.

Un Solar para pensar se concibe como un proyecto no estático y no expositivo, basado en la lógicas de las relaciones espaciales con las/os ciudadanas/os, que se irá complementando a lo largo de los próximos meses. Cada cierto tiempo, tendrá lugar un acto, un encuentro o un desayuno o, quizás, otra cosa. El espacio siempre permanecerá abierto.

En este solar para pensar se diluye tanto lo artístico que de lo simbólico en forma se pasa al arte únicamente en pensamiento.

Instrucciones: ENTRE, PARE, PIENSE.

Las actividades dentro de Un solar para pensar se irán sucediendo de una forma discontinua y orgánica. La primera de ellas y que inaugura este espacio de pensamiento es la presentación de la publicación Gradientes artísticos y ciudad transversal,  un libro que aglutina parte del proceso de pensamiento del proyecto de investigación que lleva el mismo nombre y que se inició con la exposición  inaugurada el día 24 de noviembre de 2016. Con la obra de Carlos Garaicoa (Cuba), Juan José Valencia (Tenerife) y Lena Peñate (Reino Unido), Ramón Miranda Beltrán (Puerto Rico) y Racso Zechnas (Colombia), se dio comienzo al interés por el estudio de las pequeñas presiones que la creación artística produce en el contexto urbano, su influencia en la estructura y en la ciudadanía.

Así mismo, la publicación contiene una compilación de textos reflexivos en torno al tema  propuesto firmados por Ana Moya Pellitero, Emilio Martínez y David Grácia, y un proyecto expositivo que de alguna forma cierra este ciclo y la publicación. Se trata de la propuesta del artista José Herrera (Tenerife) Habitación para la noche.