Nido. Bea Padrón e Israel Reyes / Carlos Rivero.

Nido es el resultado del trabajo realizado en la cuarta residencia de Solar de la mano de los artistas Bea Padrón e Israel Reyes y de su colaboración con el creador Carlos Rivero. Los tres artistas han trabajado en en este proyecto primero como un planteamiento procesual por parte de los seleccionados para la residencia y también desde el punto de vista de la colaboración de un artista consolidado como Carlos Rivero que, al igual que Solar, apuesta por la colaboración tanto con creadores destacados como de nueva trayectoria.

Nido es:
(Bea Padrón e Israel Reyes)

En ello nos reconocemos. Por ello nos vemos delatados. El rastro que figura como vestigio de aquella acción fructífera pero inconclusa; (que no ha llegado a fin alguno). El sujeto no es solo susceptible de ser definido como tal, partiendo de premisas tales como su actividad cual animal simbólico; es decir, del estadio relacional para con sus semejantes. También damos cuenta de ello a partir de aquel indicio de actividad geofísica, pero sobre todo a través de la psicofísica.
De este modo, el entorno se convierte en una potente herramienta hipertextual; remitiendo cada uno de sus elementos a otros con los cuales es posible seguir idéntico proceder. Se extrae de esta afirmación, y siguiendo el principio de isomorfismo, que el humano es un elemento indescontextualizable; siendo en esta relación significante el segundo y significado el primero.

Esta tendencia del sujeto a llevar a cabo la construcción del espacio habitado como parte del proceso de autoconstrucción es, si cabe, más evidente en el espacio urbano; un espacio que debido a una lógica funcionalista, se compone de estructuras impersonales y universales.
De este modo, la construcción del propio hábitat se constituye como un reflejo del modo de actuación humano y, por analogía, del modo de hacer animal. Llevando a cabo esta autoconstrucción, se trazan nexos con el resto de sujetos, haciéndolos partícipes del contexto, y por lo tanto, de nosotros mismos; diferenciándose así, el entorno pasivo del entorno activo.
En Nido, los artistas Israel Reyes y Bea Padrón junto a Carlos Rivero, emulan este proceso creando [a partir del residuo del entorno], un hábitat que será reflejo, tanto del sujeto que lo realiza, como del contexto donde se desarrolla; así como realizando un ejercicio de aproximación al propio sujeto y las particularidades del mismo.

Sobre Bea Padrón e Israel Reyes.

Bea Padrón (El Hierro, 1986), es graduada en Historia del Arte por la Universitat de  València, y actualmente se encuentra finalizando un Grado en Bellas Artes en la Universidad de La Laguna.

Interesada en el ámbito del comisariado, se ha formado a partir de numerosos seminarios, cursos y conferencias relacionadas con la museografía y el desarrollo de proyectos expositivos; además de haber sido beneficiaria de una beca de prácticas de empresa durante un año en la Galería Valle Ortí. Junto a Israel Reyes, es comisaria de la presente temporada de Área 60 con el proyecto expositivo Locus Amoenus.

Compagina la actividad de historiadora del arte con la de artista, formando parte en diversas exposiciones colectivas, así como en la reciente muestra individual celebrada en la Sala de Exposiciones La Caixa. Ha formado parte del grupo de artistas visuales Colectivo, con el cual participó como ponente en Pensarte.  Así mismo, ha impartido en el Instituto de Estudios Hispánicos de Canarias, la conferencia titulada La mirada del espectador.

Israel Reyes (Tenerife, 1994), actualmente está concluyendo los estudios de Grado en Bellas Artes en la Universidad de La Laguna.

Compagina su actividad como artista, con el comisariado y la teorización artística. Asimismo, ha asistido a cursos y seminarios como el impartido por Jannis Kounellis en la Sala de arte Los Lavaderos, en Santa Cruz de Tenerife, así como al workshop con Joseph Kosuth. Junto a Bea Padrón, es comisario de la presente temporada de Área 60, en TEA Tenerife Espacio de las Artes, con el proyecto expositivo Locus Amoenus.

En el desarrollo de su actividad artística, se interesa por la investigación en el campo de la fotografía, además de la relación existente entre la obra de arte y el espectador.

Sobre Carlos Rivero.

Carlos Rivero nació en 1964 en Tenerife. Estudió BBAA En la facultad de  La Laguna y terminó sus estudios en la Universidad Complutense de Madrid por  la especialidad de grabado.  Ha expuesto individuales en Galerías de Madrid como Galería Estampa o Tercer Espacio, lo mismo que colectivas en dicha ciudad como en la  Galería Fernando Pradilla. Actualmente reside en Tenerife en donde expone regularmente. Entre sus exposiciones podemos citar: Ciénaga en la sala Sac o el Gabinete Literario de Las Palmas. Participaciones en el Caam en On paiting o en 7.1 Distorsiones, documentos, naderías y relatos. Ha expuesto en el Tea en la exposiciones Se rompió el cántaro o Zoologías fantásticas. Entre sus individuales destacamos. Joyas Bárbaras en el Círculo de BBAA, Cinismo o supervivencia en el Ateneo de La laguna, Doble su memoria en la galería Artizar, Las vírgenes locas en la galería Bronzo de La Laguna o Muerte y resurrección en Bibli (Tenerife). Tiene piezas en la colección del Tea. Tenerife Espacio de las Artes.