Localización veinticocho grados norte trece grados oeste

“Sustituyo lo concreto por lo abstracto. El molde, por el módulo. Lo entero, por lo íntegro. El objeto, por su esquema. El sujeto, por su esencia. La Isla, por su mapa poético. Culto. Construyo la geografía integral de Lanzarote.”

Agustín Espinosa, Lancelot, 28º – 7º.

 

  1. Introducción.

La ciudad es una realidad compleja que se construye sobre un espacio social con múltiples capas de uso y significado que se superponen de forma histórica a través de relatos. En este entramado de lugares, tanto reales como simbólicos, conectados por vías de comunicación, se encuentran los vacíos urbanos, espacios de amnesia que, en unos casos, poseen un potencial especial marcado por el tiempo y el uso del entorno y, en otros, son solamente solares en desuso.

Los solares forman parte del suelo urbano consolidado, es decir, su utilización está sujeta a las dinámicas habituales de construcción y utilización directa por parte del titular de la propiedad; constituyen, junto con las parcelas edificadas, la ciudad compacta. Sin embargo, son unidades en negativo que, al positivar, revelan toda su información.

2. Localización: veintiocho grados norte trece grados oeste.

En Localización: veintiocho grados norte trece grados oeste, los vacíos urbanos se toman como localizaciones metahistóricas; son lugares susceptibles de albergar una ficción espacial y otras narraciones relacionadas con el ordenamiento, el tránsito o el abandono.

El desarrollo de este proyecto, parte de la construcción de un mapa de geolocalizaciones, no solo desde un punto de vista geográfico-técnico, sino también mediante la inclusión de una estructura conceptual cercana a la cotidianeidad, los usos emotivos del espacio y la poesía del paisaje urbano. Agustín Espinosa en Lancelot 28º 7º realiza una guía poética de la Isla que, en sus palabras, es “un objeto para el devenir”, una relación palabra-idea que habla del espacio de percepción.

Solar. Acción Cultural establece el campo de operaciones en un área de atracción importante de Lanzarote: Arrecife.

 

 

 

 

A partir de las prácticas de Solar, Localización: veintiocho grados norte trece grados oeste es un mapeo de los lugares propicios para lo simbólico, que también están relacionados directamente con el discurrir urbano y la vida cotidiana de los habitantes de la capital de Lanzarote. Este proceso surge como resultado no solo de los habituales modos de Solar sino también del conocimiento y la percepción directa a través del recorrido y la transurbancia. El espacio es percibido como ámbito físico e itinerario poblado de memoria.

 

 

 

 

  1. Objetivos del proyecto.
  • Visibilizar una cartografía de Arrecife diferenciada de la imagen usual de la ciudad.
  • Construir un inventario de lugares que traslade la percepción de paisaje inafectivo a afectividad por el espacio.
  • Estimular el uso o el tránsito espontáneo de los vacíos urbanos como espacios de encuentro.
  • Generar una imagen de Arrecife para el imaginario colectivo.

 

Protagonistas de este proyecto son los/as alumnos/as de la Escuela de Arte Pancho Lasso quienes diseñan la entrevista destinada a la ciudadanía y realizan la deriva fotografíca para generar, con ambas aprehensiones, una forma diferente de entender y acercarse a la ciudad de Arrecife.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En el proceso intervienen Carmelo Vega de la Rosa que guía a los/as alumnos/as en la deriva fotográfica y José Mesa e Idaira del Castillo que visualizan otra cartografía de Arrecife según las distintas de formas de ver de los/as alumnos/as.

 

 

 

 

 

 

 

 

El resultado de ambos procesos es esta pequeña publicación que fue presentada en el solar situado frente al Gran Hotel donde también se llevó a la pared el nuevo plano de la ciudad.

 

Fotografías: Vallés Estudio Creativo.