“Línea” de Carlos Nicanor

Línea tiene que ver con los espacios que genera la propia obra y su correspondencia con el entorno. A través de dos puertas se produce un flujo constante de movimiento cuya visibilidad es compleja y tiene que ver con la propia estructura simbólica del solar, una relación de “nodos” que se unen también simbólicamente. “Línea” es un juego con la entrada y la salida del solar, el dentro-fuera que habla del paso de un entorno público, que es la vía exterior, a un entorno privado donde se trabaja hacia lo público.
La instalación abre preguntas dentro del lugar, habla del recorrido y de la interconexión entre los espacios, dando a entender que en ambos lados están sucediendo otras cosas.

Fotografías: Alberto Reverón.

Después de tres meses de interacción con la ciudad, de haber sido escenario de conversaciones y de debates y de haber generado diálogos con los/as que entraron a verla, Línea, de Carlos Nicanor, llega a su fin y lo hace celebrándolo con una cena. Como llegó se va y de la nada al todo y del todo a las partes: cortar los hilos.

Algunas imágenes de Emilio Prieto.

Con la colaboración de: Gobierno de Canarias / Compañía cervecera de Canarias S.A / Ferretería Fredasi / Pinturas Juno